MITOLOGÍA DE GRECIA – LOS ARGONAUTAS.

Jasón y la búsqueda del Vellocino de Oro

SOLAAGUILAR-336x280px

Jasón llevó a cabo sus mayores proezas en el transcurso del viaje a Cólquide para obtener el Vellocino de Oro a petición de su tío, el usurpador Pelias. El Vellocino procedía de un mágico carnero volador que había enviado Hermes para ayudar a Frixo y a Hele, hijos de otro tío de Jasón, el rey de Beocia, Atamante, cuando su madrastra, Ino, puso sus vidas en peligro. Escaparon a lomos del carnero, pero Hele se cayó y se ahogó en lo que a partir de entonces se llamaría el Helesponto («mar de Hele»). Frixo logró llegar a Cólquide, en el extremo más oriental del mar Negro, donde sacrificó el carnero a Zeus y dio su piel al rey local, Eetes, que le había ofrecido hospitalidad. Desde aquel momento Eetes guardó al Vellocino bajo la vigilante mirada de un dragón insomne. Para el viaje, Jasón ordenó que se construyera un barco, el Argo, que, según ciertas versiones, fue el primer barco jamás construido. Se encargó de la fabricación el carpintero Argo, que contó con la ayuda de Atenea o de Hera, y le puso una rama del roble profético de Zeus en Dodona. Dotaron al navío de cincuenta remos, uno para cada miembro de la tripulación, los Argonautas (véase izquierda), entre los que se contaban muchos de los héroes más célebres de la mitología griega, como Heracles. Una vez acabados los preparativos, Jasón y sus compañeros levaron anclas rumbo a la tierra del Vellocino de Oro.

 

39-Atenea-metirta.online

Atenea (izquierda) ayudando a un constructor de barcos, posiblemente Argo, con la vela del Argo. Relieve de terracota.

LOS ARGONAUTAS

No existe una lista definitiva de los miembros de la tripulación de Jasón, porque las familias griegas más destacadas aseguraban tener un Argonauta entre sus antepasados. Sin embargo, apenas cabe duda sobre su número, cincuenta, o sobre las figuras más famosas, entre las que se cuentan las siguientes:

ARGO, carpintero, constructor del Argo.

ATALANTA, cazadora, la única Argonauta.

CASTOR y POLIDEUCES, los Dioscuros.

HERACLES, que se quedó en tierra buscando a su amante Hilas.

IDMON y MOPSO, legendarios videntes.

LINCEO, de vista tan aguda que veía debajo de la tierra.

MELEAGRO, hermano de Devanira, esposa de Herades .

 NAUPLIO, padre de Palamedes, destacado embustero que aparece en La Iliada

OILEO, padre de Ayax, héroe de La Iliada.

 ORFEO, gran músico, que tocaba la lira para los Argonautas.

PELEO, padre de Aquiles, héroe protagonista de La Nada y esposo de Tetis, ninfa marina.

PERICLÍMENO, hijo de Poseidón. Poseía el don, otorgado por su padre, de adoptar cualquier forma en la batalla.

TELAMÓN, padre del otro Ayax, «el Grande», uno de los héroes más famosos de La Iliada.

TIFIS, timonel del Argo.

ZETES y CAIAIS, hijos alados de Bóreas, viento del norte. Lucharon contra las Harpías que atormentaban a Fineo.

 

LAS AVENTURAS DEL ARGO

Cuando el Argo llegó a LEMNOS, el primer puerto de la travesía, Jasón vio que no había hombres en la isla: las isleñas los habían matado a todos cuando tomaron concubinas porque, según aseguraban los hombres, sus esposas apestaban. Invitaron a los Argonautas, a los que simplemente contaron que los isleños habían tenido que huir, a que se quedaran varios meses en Lemnos para repoblarla. La reina, Hipsípila, se emparejó con Jasón y tuvo gemelos.

Los Argonautas fueron después a CICICO, cuyo rey los recibió bien, y Heracles limpió la isla de gigantes, pero su estancia acabó con un penoso incidente. Cuando el Argo levó anclas, una tempestad lo devolvió a la orilla aquella misma noche. Creyendo que los atacaban unos piratas, los isleños abordaron el navío y los Argonautas los asesinaron, ignorantes de la identidad de los atacantes. Al descubrirse la verdad, Jasón ordenó que se celebrasen juegos funerarios en honor de sus anfitriones.

En el país de los BÉBRICES, siguiente punto en la ruta del Argo, reinaba Ámico, hijo de Poseidón, que desafiaba a los forasteros a un combate de boxeo mortal. El hombre más fuerte sobre la tierra, Heracles se había quedado atrás, camino de Cícico, pero Ámico encontró digno rival en Polideuces, que aceptó el reto y le dio muerte.

Los Argonautas continuaron y cerca del MAR NEGRO se encontraron con Fineo, un anciano ciego continuamente atormentado por las Harpías, monstruos con cara de vieja y cuerpo y garras de ave que le arrebataban la comida o defecaban sobre ella. Zetes y Calais las espantaron y, agradecido, Finco le dio a Jasón valiosas indicaciones para el viaje.

En este punto, el camino quedaba interrumpido por las SIMPLÉGADES, dos enormes rocas móviles cercanas al mar Negro que chocaban entre sí como címbalos y no permitían el paso de los navíos. Fineo había aconsejado a los Argonautas que enviaran una paloma por delante del barco, pues si el ave lograba atravesar el angosto paraje, ellos también lo harían. Como la paloma lo franqueó y sólo perdió las plumas de la cola, el Argo siguió navegando, con la ayuda de Atenea y Hera, pero perdió al timonel, Tifis, y después las rocas quedaron inmóviles para siempre.

El Argo subió por el río Fasis y arribó al fin a CÓLQUIDE, la tierra del Vellocino de Oro. El rey Eetes dijo que lo entregaría si Jasón realizaba una serie de tareas: uncir a sus bueyes, que tenían pezuñas de bronce y escupían fuego, arar con ellos unos campos, plantar dientes de dragón y matar a los gigantes que nacerían de ellos. Los dioses hicieron que Medea, la hechicera hija de Eetes, se enamorase de Jasón, y ella le dio unas pociones mágicas con las que el héroe llevó a cabo las tareas impuestas. Se apoderó del Vellocino después de que Medea hubiera hechizado al dragón que lo protegía, y cuando los Argonautas escapaban de Cólquide, Medea retrasó a Eetes y sus hombres, que los perseguían, asesinando a su propio hermano, Apsirto. Después lo desmembró y arrojó los restos por la borda del Argo. Existen múltiples versiones sobre la larga travesía de regreso del Argo a YOLCO. Entre las muchas aventuras destaca el episodio en el que Medea hechiza y destruye a un gigante de bronce llamado Talos, que sólo tenía un punto débil, el talón, del que partía la única vena de su cuerpo. También se cuenta que el navío recorrió el DANUBIO y que encalló en los bancos de arena de SIRTES, en LIBIA. Los tripulantes tuvieron que cargar el Argo sobre sus espaldas durante doce días. Jasón y Medea fueron a ver a Circe, la bruja de La Odisea y tía de Medea, que los purificó ritualmente por el asesinato de Apsirto, y también se toparon con otros monstruos de La Odisea antes de llegar a Yolco.

SOLAAGUILAR-728x90px

 

←MITOLOGÍA DE GRECIA

←MITOLOGÍA MUNDIAL

←HISTORIA DE LA MITOLOGÍA