2- La Ampliación del mundo, paso a paso, a través de su Retrato Cartográfico.

Desde que el hombre trató de dominar un espacio, generalmente el ámbito en el que vivía, debió verse obligado a trazar una representación del mismo, para señalar los puntos de interés, el camino y alguna proporción de las distancias. Es, por lo tanto, el primer signo de lo que necesita conocer. Como los griegos tuvieron que marcar los santuarios de sus dioses, a los que acudirían en las celebraciones ceremoniales. Y como los fenicios, antes, tuvieron que señalar en cartas desconocidas las escalas necesarias para sus barcos y los puertos a los que acudían a vender y a adquirir artículos.

Volver