2-Creencias y cosmovisión del hinduismo – Los Vedas.

Los Vedas: la senda del saber revelado

22-baño en el Ganges-metirta.online

La impureza ritual caracteriza el conjunto de creencias del hinduismo. Para los hindúes, una de las acciones que permiten alcanzar la pureza es bañarse en el Ganga.

Los Vedas son en esencia revelaciones sagradas que según la creencia no tienen un origen humano. Además, sobre todo los eruditos y estudiosos occidentales, hablan de una «tradición védica». Ésta surgió entre 1500-500 a.C. y se divide en tres grupos. Para un creyente hindú, el saber revelado recorre, tanto en el pasado como en el presente, la «senda del escuchar». Este escuchar va más allá de lo que el oído humano percibe, hace referencia a un escuchar en el interior. La revelación de la palabra sagrada a través de los Vedas es eterna y no tiene un comienzo temporal. Ésta despliega su verdadero sentido sólo cuando es dicha o escuchada por alguien, y el oyente la acoge en su interior. De acuerdo con la creencia hindú, ese conocimiento mana del hálito divino: «Con la misma facilidad que fluye nuestra respiración surgen estas escrituras del brahman Supremo, sin ningún esfuerzo por su parte». Pero para ello la persona debe ser ritualmente pura.

23-Los Vedas-metirta.online

Los Vedas son revelaciones de la palabra sacra que únicamente despliegan su verdadero sentido cuando son referidos u oídos por una persona.

Intento de sistematización

Los Vedas se clasifican en tres grupos que conjuntamente conforman el shruti («lo escuchado, lo revelado») y que son vinculantes para todo hindú:

  1. Samhitas: incluyen el Rig Veda, el Sama Veda (melodías cantadas en los sacrificios), Yajur Veda (fórmulas para llevar a cabo sacrificios) y el Atharva Veda (fórmulas mágicas). El Rig Veda surgió en torno al 1200 a.C. y se compone de 1.028 himnos compendiados en diez libros, los llamados mándalas (círculos o escuelas), y se dirigen a las distintas deidades del panteón indio. El libro décimo contiene además especulaciones sobre el origen del hombre y del mundo. El estudio del Rig Veda estuvo reservado en el pasado únicamente a los brahmanes (sacerdotes), porque los himnos se consideraban revelación divina a través de los profetas (rishis).
  2. Brahmana: son aclaraciones e indicaciones relacionadas con los sacrificios destinadas exclusivamente a los sacerdotes.
  3. Aranyakas y Upanishad: los Upanishad se componen de 108 poemas religiosos doctrinales que complementan los Vedas y que por eso también reciben el nombre de Vedanta (fin de los Vedas). Los Upanishad se consideran además doctrina secreta. El pensamiento central de estos escritos es la unión del atman (la naturaleza inalterada de la persona, también fuerza vital, respiración) y el brahman (el alma del universo, lo Absoluto, que también da base al alma). Aranyakas son los libros del bosque, cuyas enseñanzas no fueron transmitidas en el pueblo sino en el bosque. En el marco intelectual del pensamiento occidental, muchos ideólogos y estudiosos de la religión se han esforzado en los últimos dos siglos por ordenar la tradición escrita india, pero han tenido que capitular ante la extensión de los escritos, lo críptico de los textos y la complejidad del sánscrito. La literatura védica se agrupa en la categoría sastra (lo que regula, reprende, mantiene en el buen camino).
24-La vaca venerada-metirta.online

La vaca se veneraba ya en la Antigüedad como símbolo de la sacralidad de la Tierra. Por eso, según la creencia hindú, el hombre que mata una vaca contrae un estado de impureza.

Shruti y smriti

Los escritos védicos se subdividen en shruti y smriti. En los shruti se incluyen los tres grupos de Vedas, así como los Upanishad. Derivan de la raíz del sánscrito sru («oír») y significa «lo oído». Los rishis («videntes, santos) los oyeron en el pasado y los transmitieron. Según la creencia hindú, el ser humano no participó en modo alguno en su surgimiento.

Entre los smriti («lo que se recuerda») se cuentan revelaciones, libros doctrinales, libros de leyes, libros poéticos como el Bhagavad Gita, así como la obra de los fundadores de los seis sistemas filosóficos clásicos indios. En un emblema, los shruti se equiparan con la madre y los smriti con la hermana. Un niño oye primero cosas de su madre y aprende después con su hermana.

25-amor entre Rhada y el dios Krishna-metirta.online

En un museo de Nueva Delhi se conserva un extenso poema, escrito en sánscrito e ilustrado, de 1730 en el que se habla de la relación amorosa entre Rhada y el dios Krishna, quien siente una gran debilidad por las mujeres.

Los Vedas actuales

Los filósofos, siguiendo sus respectivos criterios, resaltan algunos textos de la revelación védica mientras que no prestan atención a otros. Así, hay eruditos que únicamente consideran Vedas los shruti, porque a su modo de ver contienen la revelación original. Incluso se ha llegado a poner en entredicho la pertenencia del Bhagavad Gita a los Vedas. Rupa Gosvami, un filósofo védico del siglo XVI, consideraba en cambio que alguien que tan sólo se atenía a los shruti no hacía otra cosa que poner en su boca las palabras de las escrituras sin entenderlas o vivirlas. Un texto de época más reciente que se guíe por los textos originarios védicos y que continúe su sentido y objeto también puede, en consecuencia, ser reconocido como un verdadero escrito védico, incluso aunque no pertenezca a los textos originales. Esta continua catalogación del canon de los escritos sagrados es un hecho único entre las religiones.

26-La familia es importante en el hinduismo-metirta.online

La familia es importante en el hinduismo. En un emblema se equiparan los shruti con la madre y los smriti con la hermana. Un niño oye primero cosas de su madre y aprende después con las descripciones de su hermana.

No hay ningún camino que esté preestablecido

Los Vedas no ofrecen a nadie un camino preestablecido sino más bien un espectro ilimitado de caminos distintos y de diferentes perspectivas filosóficas. La persona debe sentirse apelada en el nivel del desarrollo de conciencia e inclinación que es propio de ella. Los Vedas pretenden alentar a las personas a que evolucionen en su desarrollo personal. Esto es válido sobre todo en lo que se refiere a su existencia espiritual. Pero, principalmente, los escritos védicos (shastras) conllevan la consecución de un todo armónico, es decir, la unión del hombre y el cosmos.

27-La sabiduría védica es eterna-metirta.online

La sabiduría védica es eterna. Dado que el mundo se encuentra en constante transformación, el sadhu, sin santón, se dedica a la reinterpretación continua de la sabiduría de los Vedas.

Religión tolerante

Helmuth von Glasenapp (1891-1963), un estudioso alemán del hinduismo, se sintió profundamente impresionado por una religión que sobrevive sin dogmas y en la que reconoció la esencia de la tolerancia: «La convivencia de nociones tan esencialmente distintas, así como la circunstancia de que las contradicciones de los que las defienden nunca hayan dado pie a guerras de religión dignas de mención, se explica por el hecho de que la mayoría de los indios no cree que las verdades metafísicas puedan encarnarse de forma completa en ningún sistema lógico”.

28-banderines devocionarios-metirta.online

Para un hindú no hay escrito sin error. La revelación divina —aquí en banderines devocionarios hinduistas— es la verdad absoluta, sin embargo, raramente se recibe en su pureza original.

Sin aspirar a lo absoluto

Según el punto de vista de los pensadores hinduistas, los shastras (libros sagrados) de los indios no incluyen ni mucho menos todo lo que éstos pudieron recibir de su infinito Padre. No hay libro que no contenga algún error. La revelación divina es la verdad absoluta, pero ésta rara vez se puede recibir y conservar en su pureza originaria. Por esta razón, el hindú necesita constantemente nuevas revelaciones, para recibir la verdad en su esencia más pura. Los eruditos hindúes actúan con extrema cautela al estudiar a los autores antiguos, independientemente del grado de sabiduría que se les atribuya. Así, disponen de completa libertad para rechazar ideas equivocadas e inadmisibles para la paz espiritual de cada persona.

El gran filósofo hindú y santo Maharshi Vyasa, que vivió hace más de 2.000 años, se mostró insatisfecho con el contenido que halló en los Vedas. No le satisfacía la imagen incompleta de la verdad que le había sido transmitida por sabios de época muy lejana, y llegó a la conclusión de que él mismo debía llamar a la puerta de esa inagotable cámara del tesoro de la verdad, de la que también los antiguos sabios habían recabado su riqueza.

 

←HINDUISMO