17.- PALAU DE LA MÚSICA CATALANA Y HOSPITAL DE SANT PAU. (BARCELONA).

PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD DESDE 1997

Estos dos extraordinarios edificios barceloneses, levantados por el arquitecto Lluís Doménech i Montaner durante los primeros años del siglo XX, ejemplifican a la perfección los fundamentos del estilo modernista, que tuvo en toda Europa y especialmente en Barcelona una gran difusión. Ambos, con su audacia y exuberancia, son emblemas e iconos de la renovación modernista de las técnicas y los materiales de construcción y decoración, usados para crear obras inspiradas en la naturaleza de una gran riqueza ornamental.

32-Palau de la Música Catalana, obra modernista-metirta.online

PALAU DE LA MÚSICA CATALANA, OBRA MODERNISTA

PALAU DE LA MÚSICA CATALANA

Construido entre 1905 y 1908 según el proyecto de Lluís Doménech i Montaner, esta es sin duda una de las más espectaculares y significativas creaciones del modernismo catalán, obra maestra de este movimiento artístico y hoy referente de culto para los melómanos de todo el mundo. Se construyó para albergar la sede social del Orfeó Catalá, una institución coral fundada por los maestros Lluís Millet y Amadeo Vives, pero en realidad el Palau de la Música fue concebido para manifestar con solemnidad el renacimiento del arte y la cultura catalanes bajo el impulso de la pujante burguesía industrial, ávida de señas de identidad culturales y políticas.

El exterior es en gran medida de obra vista, mostrando el ladrillo como principal material constructivo, pero la combinación de tan poco noble material con una profusa decoración de mosaico cerámico consigue un efecto estético perfecto. El edificio es esquinero y en el ángulo que conforman sus dos fachadas exhibe una voluminosa decoración escultórica de Miguel Blay. Ya en el interior, el vestíbulo, las escaleras… son un preludio de la sala de conciertos, pues no hay en ellos ningún rincón exento de gracia ornamental.

La sala de conciertos presenta una planta oval, con platea y dos pisos, con capacidad para 2.000 espectadores y pensada fundamentalmente para obtener la mejor acústica; pero ello no impidió que se incorporara una exuberante decoración, pletórica en simbolismo e imaginación, con paredes revestidas de cerámica vidriada, relieves, esculturas y vitrales de color que la convierten en una sala espectacular, impactante para el que accede a ella por primera vez. Quizás lo más deslumbrante sea la cúpula, con la enorme y colorida vidriera invertida, que se ha convertido en el elemento más famoso del conjunto. El escenario está decorado con bustos de Beethoven y de Josep Anselm Clavé, con valquirias wagnerianas y dieciocho hadas o musas con instrumentos musicales. Miguel Blay, Eusebi Arnau y Pablo Gargallo son los principales creadores de esta decoración.

33-Hospital de Sant Pau-metirta.online

HOSPITAL DE SANT PAU.

HOSPITAL DE SANT PAU

Frente a la Sagrada Família arranca la avenida de Gaudí, que conduce directamente hasta la puerta principal del hospital de Sant Pau.

Hasta principios del siglo XX la principal institución hospitalaria de la ciudad era el hospital de la Santa Creu i Sant Pau, en el Bayal, con un edificio cuya historia se remonta a la Edad Media. A finales del siglo XIX el desarrollo demográfico de la ciudad había dejado pequeño aquel centro sanitario y obligaba a plantearse la construcción de uno nuevo. Los problemas presupuestarios fueron retrasando el proyecto, hasta que Pau Gil i Serra, un banquero barcelonés residente en París, legó en testamento a la ciudad cuatro millones de pesetas (una cifra abrumadora en aquella época) con el deseo expreso de que fueran utilizados para levantar un nuevo edificio sanitario.

El dinero permitió adquirir los terrenos equivalentes a nueve manzanas del Eixample y encargar al ya entonces muy reputado arquitecto Lluís Doménech i Montaner los planos del edificio. De su ambicioso proyecto lo primero que llama la atención es que la planta del conjunto, al igual que la citada avenida de Gaudí, está trazada en diagonal con respecto a toda la cuadrícula del Eixample, una decisión que el arquitecto utilizó como gesto de desagrado hacia el plan urbanístico de Cerdá. De hecho, la avenida de Gaudí es el único testigo de un plan urbanístico de principios del siglo XX que, dirigido por el francés Léon Jaussely, pretendía modificar la monótona cuadrícula del Eixample.

34-Mapa de situación del Hospital de Sant Pau i del Palau-metirta.online

MAPA DE SITUACIÓN DEL HOSPITAL DE SANT PAU Y DEL PALAU.

La construcción del nuevo hospital se inició en 1902 y, a pesar del evidente carácter funcional del edificio, Doménech i Montaner consiguió aunar en él la más vanguardista concepción hospitalaria en su época y el preciosismo estético del modernismo. En conjunto, pues, una obra modélica, justamente catalogada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

Doménech i Montaner contemplaba inicialmente construir 46 pabellones sanitarios especializados que se comunicarían, y aún lo hacen hoy, mediante pasadizos subterráneos para facilitar la rápida y cómoda movilidad de los pacientes y el personal sanitario. Sobre estos planteó un gran jardín. Pero la construcción del hospital hubo de superar constantes trabas y dificultades, por lo que finalmente el número de pabellones construidos fue muy inferior.

Actualmente, el hospital se está vaciando, en un lento proceso, de sus funciones sanitarias. El objetivo es destinarlo a otros usos y, sobre todo, que pueda ser visitado. De momento, se organizan visitas guiadas a algunos de los pabellones.

 

←PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD DE ESPAÑA