12.- ARQUITECTURA MUDÉJAR DE ARAGÓN

PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD DESDE 1986/2001

Mudéjar es el nombre que recibe la población de cultura y religión musulmana que continuó viviendo en la Península tras la Reconquista, pero conservando sus usos y costumbres. Excelentes artesanos y constructores, levantaron y decoraron los nuevos edificios cristianos fusionando los estilos europeos con su tradición islámica. La arquitectura mudéjar de Aragón ha sido declarada Patrimonio Mundial no solo por ser una manifestación artística única, original, singular e irremplazable, sino por ser el fruto de la convivencia de culturas diferentes en un lugar geográfico concreto y en un momento histórico de gran tolerancia cultural. El viajero que recorra la ruta mudéjar en Aragón descubrirá obras artísticas originales de extraordinario valor universal.

18- Torre mudéjar de San Martin en Teruel-metirta.online

TORRE MUDÉJAR DE SAN MARTÍN EN TERUEL

UN ESTILO SINGULAR

La numerosa población musulmana del reino de Aragón fue dejando, ya desde las primeras décadas de la Reconquista cristiana, su impronta en numerosos edificios religiosos, sobre todo a lo largo del valle del Ebro, Bajo Aragón y Teruel capital.

El empleo masivo del ladrillo y la azulejería vidriada caracterizan al que puede considerarse “el único tipo de construcción peculiarmente español del que podemos envanecernos “(Menéndez Pelayo): el mudéjar. Y la variante aragonesa de este estilo constituye la singularidad dentro de esta peculiaridad. La escasez de piedra en el valle del Ebro y sus afluentes hicieron que el ladrillo se empleara tanto como elemento constructivo como decorativo, con un particular desarrollo de motivos, de los que destacan los paños de rombos en ladrillo resaltado y los arcos de medio punto entrecruzados y mixtilíneos derivados de la Aljafería. Peculiaridad también del mudéjar aragonés es la aplicación de la cerámica a la arquitectura, ejemplarizada en las torres e iglesias de la capital turolense. Además, en Aragón se han conservado dos iglesias (Tobed y Cervera de la Cañada) con una singular decoración interior agramilada y pintada que configuran unos espacios interiores con fuerte personalidad propia. Sin embargo, serán las torres-campanario, como la de Calatayud, las que se conviertan en el principal símbolo del mudéjar en Aragón.

 

ARQUITECTURA MUDÉJAR EN LA CIUDAD DE TERUEL

La Reconquista convirtió lo que hasta entonces había sido una modestísima aldea, poco atractiva por su altitud y su clima, en foco de un arte esplendoroso. Los mudéjares escribirían en ladrillo la más hermosa página de la historia turolense, esa precisamente por la que la ciudad es hoy, con justicia, Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Del extremo opuesto de la plaza del Torico parten las callejuelas que conducen directamente al monumento fundamental de Teruel: la catedral de Santa María. Heredera de una primitiva iglesia de la que se habla ya en el Fuero de Teruel de 1176 y que alcanzó el rango de colegiata en 1342, el papa Sixto V, por solicitud de Felipe II, le concedió rango de catedral al crearse, al tiempo, la diócesis turolense. Reformado al menos en cinco ocasiones, el templo, erigido en ladrillo y mampostería, presenta actualmente tres naves, con techumbre plana y más baja en las laterales. En el primer tercio del siglo XIV se sustituyeron los primitivos ábsides semicirculares románicos por otros de estilo gótico-mudéjar, de los que se conserva aún el central. Posteriormente se añadió la girola y se cubrieron los magníficos artesonados, felizmente rescatados tras la guerra civil.

19-Mapa de situación de Teruel-metirta.online

MAPA DE SITUACIÓN DE TERUEL

Pieza singular es, sin duda, el cimborrio mudéjar en el crucero, así como notables son también algunos retablos. La pieza mayor del recinto es, sin embargo, su singular artesonado, también mudéjar, el más importante de la España medieval según los historiadores del Arte. Tanto por su mutilada longitud —algo más de 32 m en la actualidad— como por la técnica y los motivos decorativos constituye pieza singularísima en su género, si bien su altitud sobre el suelo dificulta notablemente su contemplación. En el exterior de la catedral destaca, aun en lontananza, la esbelta estampa de su torre gótico-mudéjar erigida hacia 1257, típico ejemplar de las denominadas torres-puerta.

Muy cerca de la plaza del Torico, al este, se halla la iglesia de San Pedro, edificio ya existente en el siglo mi a cuya parte más antigua corresponde su bella torre gótico-mudéjar (mediados del siglo Esta iglesia posee también un magnífico ábside gótico-mudéjar en su exterior y una sola nave gótica —muy desfigurada por posteriores reformas— en su interior.

20-Mapa de situación de la arquitectura mudejar en Zaragoza-metirta.online

MAPA DE SITUACIÓN DE LA ARQUITECTURA MUDÉJAR EN ZARAGOZA.

Al sur y al suroeste de la seo turolense, en el entorno del notable edificio de su Ayuntamiento, se hallan otros dos magníficos ejemplos del mudéjar aragonés: la torre de San Martín y la torre de San Salvador. La primera, situada junto al legendario portal de la Andaquilla, es la parte más antigua e interesante de la iglesia, ya existente a finales del siglo XII. De planta cuadrada y portalón de arco apuntado para el paso, presenta una compleja decoración en azulejos, arquerías y ventanas con columnas. Data del año 1315, aunque el templo al que está adosada es, tal y como hoy se presenta a los ojos del visitante, de finales del siglo XVII. La segunda, la de San Salvador, es coetánea y casi gemela de la anterior e, incluso, el templo a la que pertenece fue también reedificado en el siglo XVII, tras el hundimiento de la iglesia primitiva.

 

ARQUITECTURA MUDÉJAR EN LA CIUDAD DE ZARAGOZA

Zaragoza es una urbe bimilenaria que acumula el poso de cuatro culturas. A pesar de las cicatrices dejadas por la historia, ha logrado conservar una riqueza monumental y artística no suficientemente conocida, especialmente los ejemplos del arte múdejar que enaltecen dos de sus más destacados monumentos: el palacio de la Aljafería y la Seo.

El palacio de la Aljafería es uno de los edificios más complejos e interesantes de Aragón y aun de toda España, pues en sus diez siglos de vida se resumen muchas páginas de historia y se dan cita los principales estilos artísticos.

Múdejar es la capilla de San Martín, de tres naves con bóvedas de crucería y decorada con agramilados. La portada va enmarcada con alfiz orlado con rombos y el tímpano está decorado con arquillos mixtilíneos. También es mudéjar la torre del Trovador, con pinturas geométricas, y sobre todo, los palacios de Pedro IV (siglo XIV) y de los Reyes Católicos (siglo XV), con yeserías de ataurique y decoración geométrica, así como techumbres de madera dorada y policromada, entre las que destaca el soberbio artesonado del salón del Trono.

21-Torre de la Colegiata de Sta Mª (izquierda) y Torre de San Andrés (derecha). Calatayud-metirta.online

TORRE DE LA COLEGIATA DE SANTA MARÍA (A LA IZQUIERDA) Y TORRE DE SAN ANDRÉS (A LA DERECHA), EN CALATAYUD.

La catedral de San Salvador, La Seo, es una obra cumbre del gótico zaragozano, aunque guarda restos del antiguo templo románico y tiene una torre barroca, acabada en el siglo XVII, y una portada neoclásica parcialmente oculta por el cubo de ónice. Del exterior destaca el gran tapiz mudéjar (arquerías, dibujos geométricos y piezas de cerámica) que engalana el muro de la capilla de San Miguel (la Parroquieta). Su interior sobresale por la riqueza artística contenida en las capillas, por el retablo mayor, pieza sobresaliente de la escultura gótica europea, y por el cimborrio, audaz y hermosa obra que mezcla armoniosamente las hechuras gótico-mudéjares con la decoración renacentista.

El tercer monumento zaragozano, junto a La Seo y La Aljafería, declarado Patrimonio de la Humanidad es la iglesia de San Pablo Apóstol, considerada la tercera catedral de Zaragoza. De todos los añadidos que tiene la iglesia que hoy podemos ver, sin duda el más valioso es el realizado en la época mudéjar, tal y como se aprecia en su esbelta torre, de planta octogonal, que bien puede recordar un alminar árabe.

 

PATRIMONIO UNIVERSAL MUDÉJAR EN OTROS LUGARES DE ARAGÓN

El mudéjar -del que Calatayud fue un magnífico exponente, luego desgraciadamente desbaratado en el momento de las desamortizaciones decimonónicas-halla su mejor representación en el claustro, algunas partes del ábside y la torre octogonal de la bellísima colegiata de Santa María, construida sobre la primitiva mezquita. Excelentes muestras del mudéjar bilbilitano son, asimismo, el conjunto más antiguo de San Pedro de los Francos, escenario de Cortes Generales en 1411 y 1461, la también octogonal torre de San Andrés y las hermosas yeserías de la iglesia de Nuestra Señora de la Peña.

Hacia el norte de Calatayud puede visitarse Cervera de Cañada, un caserío rodeado de viñedos con un extraordinario templo mudéjar, la iglesia parroquial de Santa Tecla. Su austeridad exterior no deja intuir la exquisitez decorativa del mudéjar que abarrota el interior, donde destacan la puerta tallada de la sacristía, las pinturas que recubren sus bóvedas y las yeserías de los ventanales y el coro.

También en la vecina población de Aniñón puede verse la esbelta torre mudéjar de la parroquia de Nuestra Señora del Castillo.

Al otro lado de la autovía, ya sobre las laderas de la sierra de Vicort, se encuentra Tobed, núcleo muy pequeño pero que cuenta con la última de las iglesias incluidas en el catálogo del Patrimonio de la Humanidad: la iglesia de la Virgen de Tobed o de la Fuente. Fue construida a mediados del siglo XIV, y exhibe sobre la esbelta torre y su portada occidental de ladrillo una de las decoraciones mudéjares más espléndidas del país. En el interior conserva casi intacto su aspecto original.

 

←PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD DE ESPAÑA